Volvemos con todo

Volvemos con todo

martes, 4 de agosto de 2015

JUGADOR POR JUGADOR

Aquí esbozamos una aproximación acerca de la producción de cada uno de los integrantes del equipo de Morón en el triunfo ante Barracas Central por la 28° fecha del torneo.

C. MOREL: Estuvo siempre atento. Tuvo una gran intervención ante un remate de Abalos y también ante un cabezazo exigente, todo en el 2° tiempo.
C. BROGGI: Firme, ordenado, sobrio en la marca. No lo desbordaron.
N. GASPERI: Concentrado, seguro, gran responsable del equilibrio defensivo del Gallo.
E. MAYOLA: Temple, voz de mando, fiereza. Se le vió algo de caudillo.
A. OTERMIN: No está en su mejor nivel. Su sector fue el más vulnerable –sobre todo en el primer tiempo- de una defensa bien planteada.    
C. YASSOGNA: Presencia por su andarivel. Profundo, agresivo. Desborde y remate al arco. Asistencia en la apertura del marcador.
C. LILLO: Abanderado del equipo, un ejemplo de entrega, de actitud. Estuvo en las dos áreas y peleó cada pelota en mitad de cancha. Intentó jugar la pelota limpia cada vez que pudo. Líder espiritual, capitán anímico, contagia. Baja sustancial frente al Dragón.
M. MONTENEGRO: Buen ladero de Lillo. Siempre intentó jugar a ras del suelo. A sus espaldas y las de Lillo, Barracas trajo algo de peligro con las entradas de Abalos en el 2° tiempo.
F. DOMINGUEZ: Inteligente para buscar sociedades. Hizo el primer gol y gestó el segundo, abriendo la defensa con Nanía, quien luego asistió a Altobelli. Gran potencial.  
L. ALTOBELLI: El despliegue y la potencia habituales. Convirtió, imprescindible para ganar confianza.  
J. MENDIETA: La punta de lanza el equipo, el que siempre la pide y se crea sociedades. Se mueve como si fuera el jugador franquicia. Vertiginoso, incansable, es el más desequilibrante.
L. NANIA: Interesante ingreso, le imprimió velocidad y agilidad al ataque. Asistió a Altobelli en el 2° gol.
S. DE OSSA: Tuvo poco tiempo. Siempre demuestra unas ganas inquebrantables.  
D. B. SUÁREZ: Apenas entró unos minutos.


No hay comentarios: