Volvemos con todo

Volvemos con todo

lunes, 6 de julio de 2015

SIN RUMBO, SIN IDENTIDAD

Deportivo Morón cayó en su visita al último de la tabla por la 1° fecha de la 2° rueda. El Gallo tuvo un primer tiempo para el olvido en el que terminó 2 goles abajo. En el complemento intentó ir al frente, y se quedó en el intento.      

En el comienzo de la segunda rueda, en su 22° match del torneo, el Gallo lució todas las carencias que posee: futbolísticas, anímicas, creativas, tácticas. A los 11’ de la primera etapa, de un tiro libre desde el sector izquierdo ya le habían ganado en la cancha de arriba, y ante el último de la tabla por lejos, estaba 0-1 abajo. Qué pasó? Morón no sabe defender por la vía aérea? Se distrae individual o colectivamente? Por momentos se desconcentra? El arquero no sale? El rival cabecea muy bien? De un poco de todo eso tal vez salga la respuesta, pero aquí todavía nos hacemos demasiadas preguntas como para encontrar tan rápido una explicación. Además el Gallo tampoco reaccionó, no pudo o no supo, pero fue Merlo quien tras ponerse en ventaja se adueñó de la situación, y se mostró más entregado al cotejo, como si jugara un clásico. Morón transitaba por la cancha, como si estuviera obligado a jugar ese partido, sin estar convencido, por cumplir un  compromiso. Y en los minutos que siguieron a la apertura del marcador, el Charro tuvo un par de disparos de media distancia que nacieron a partir de que el equipo dirigido por Giunta quedaba mal parado cuando intentaba meterse en campo rival con pelota dominada. A los 25’ aproximadamente, de otro tiro libre de un costado hubo otros dos cabezazos en el área de Peratta que el palo tuvo la gentileza de despejar, sino el mediodía se hubiera puesto demasiado cuesta arriba y muy tempranamente. A esa altura, Morón era un desencanto, desafinaba por dónde se lo mirara. Errático, deshilachado, se empantanaba en una defensa que no estaba segura con dos pibes marcando las puntas, con un mediocampo en el que Lillo comandaba los intentos de guapeadas ofensivas –esto no es una crítica a Lillo, sino en todo caso hasta un elogio por su entrega-, Yassogna demasiado aislado y definitivamente perdido en ese puesto de volante por derecha que ya lo aburrió y el Kily Peralta sin alguien que le hiciera la segunda o al menos se le arrimara por la punta izquierda. Arriba, en una soledad que asustaba por la diferencia física, los pibes Junior Mendieta y el debut desde el arranque de Kevin López frente a la experimentada defensa del local: Osvaldo Vila, Satanás Paez, Gabriel Ferro y Emiliano Dudar. El panorama era desolador.
No obstante, al final del primer tiempo, Morón tuvo 5’ en los que, casi fuera de contexto, se propició tres ocasiones a través de las cuales casi llega al empate: en la primera, Lillo con un cabezazo desde la medialuna del área rival habilitó a Kevin López que frente al arco y con Llinás saliendo conectó el balón a media altura y la pelota fue a parar a las seguras manos del arquero. Tres minutos más tarde, Mendieta desbordó y tiró un centro pasado al 2° palo que Yassogna no pudo conectar por poco. Antes de cumplirse los 45’, el mismo Yassogna hizo la pausa y luego le devolvió la atención a Mendieta enviándole un buen centro que en la puerta del área chica el delantero cabeceó y el arquero salvó lo que pudo haber sido el empate. De repente el Gallo había generado tres jugadas de peligro, pero no había sensación de que eso se podía prolongar durante el segundo tiempo. De todos modos, no tuvimos chances de saberlo, ya que en el descuento del primer tiempo, Escudero encontró un rechazo corto de cabeza de la defensa de Morón –las famosas segundas jugadas o rebotes, tan de esta época- y en la puerta del área grande envió un latigazo cruzado, seco, que pegó en el palo izquierdo de Peratta y esta vez ingresó para poner las cosas 2 por 0.
En el complemento Morón se paró distinto: Gásperi más cerca de la mitad de cancha que de Peratta, el Kily Peralta bien abierto por su sector y Yassogna por el suyo, presionando más arriba. El Gallo quiso, pero no pudo. También intentó con los ingresos de Barrios Suárez, Nanía y un movedizo De Ossa, y si bien tuvo otra actitud, mejor en eso al menos, en la actitud, casi estoy tentado de decir que tuvo otras ganas, sí otra determinación, no alcanzó. La chapa, pero sobre todo el partido ya estaban demasiado lejos para este Morón bastante débil, que tiene muchas carencias, entre las cuales se encuentra remontar un resultado adverso: de 11 partidos que arrancó perdiendo en lo que va del torneo, solo pudo ganar uno, ante Riestra; de los otros 10, empató en 3 ocasiones y los 7 restantes los perdió. Será por falta de temperamento? Por errores en los planteos tácticos? Por adolecer de creatividad? Por ausencia de jugadores por lesión/desvinculación/error en los sectores de la cancha en los que realizó incorporaciones? De cuánto se hará cargo el Director Técnico? Tal vez todas estas cuestiones no sean más que detalles, aunque hoy por hoy en el fútbol, los detalles son  decisivos, sobre todo, cuando un equipo no tiene identidad. 

DEP. MERLO 2   vs D. MORON 0          

FORMACIONES

Dep. Merlo (2): 1. Rodrigo Llinás; 4. Osvaldo Vila (Cristian Biglia), 3. Jonathan Paez, 2. Emiliano Dudar, 6. Gabriel Ferro; 8. Matías Rudler, 5. Franco Civilo, 7. Cristian Gironi (Lautaro Baez), 11. Carlos Escudero; 9. Federico Turienzo (18. Brian Martin), 10. Leandro Rodriguez.
DT. Ariel Zárate
Suplentes: Facundo Ferrero, Juan Carlos Véliz, Fernando Cobián y Jorge Varela.

Dep. Morón (0): 1. Sebastián Peratta; 4. Maximiliano Jerez (Diego B. Suárez), 2. Nicolás Gásperi, 6. Emiliano Mayola, 3. Cristian Broggi; 7. Cristian Yassogna, 8. Jonathan Páez, 5. Cristian Lillo, 10. Adrián Peralta (Lucas Nanía); 11. Junior Mendieta, 9. Kevin López (Santiago De Ossa).
DT. Blas A. Giunta.
Suplentes: Carlos Morel, Matías Chapa, Mauro Montenegro e Imanol Varela.

Amonestados: M. Rudler, C. Gironi, G. Ferro y E. Dudar (Dep. Me); C. Broggi y J. Páez (Dep. Mo).
Expulsados: no hubo.
Arbitro: Carlos Stoklas.
Público: 1.500 espectadores aproximadamente.
Estadio: Jose María Moreno.
Campo de Juego: Bueno.

Martin 'Maro' Capaccio

No hay comentarios: